El Bayern Munich derrotó por 3-1 al París Saint-Germain en el cierre de la primera fase de la Champions League, evitando que los franceses acabaran con pleno de victorias y al brasileño Neymar sin la posibilidad de convertirse en el único jugador de la historia en haber marcado en los seis partidos de grupos.

“La llave del éxito fue el ánimo del equipo. Tácticamente estuvimos muy hábiles, muy inteligentes. En conjunto hicimos un gran partido y pusimos en práctica lo que habíamos entrenado”, declaró el técnico del Bayern Munich, Jupp Heynckes.

El encuentro comenzó con mucho ritmo, al minuto 8 James Rodríguez centró al área, Tolisso dejó para Lewandowski y el polaco remató al fondo de la red para abrir el marcador.

La primera parte no fue la mejor del PSG esta temporada y sus estrellas apenas aparecieron. Una pared entre Kylian Mbappé y Neymar acabó con el disparo de rosca del brasileño, pero el portero Ulreich desvió con los dedos la ocasión más clara de los parisinos (34’).

Al 37’ llegó el segundo tanto bávaro: de nuevo James se sacó un buen centro desde la izquierda para Tolisso y éste cabeceó a la red.

El Bayern llegó así al descanso, cerca de poder arrebatar al PSG la primera plaza del grupo (tras el 3-0 para los franceses en la ida), pero en la segunda parte apareció Edinson Cavani, con un balón picado para Mbappé que la joven estrella francesa cabeceó al fondo de la portería para reducir diferencias (50’) y asegurar la primera posición del Grupo B.

El Bayern encontró el tercer gol en una jugada por la izquierda de Coman, que al llegar a la línea de fondo sacó un centro retrasado que remató a la red desde el punto de penal Tolisso (69’).