El BMW M4 CS prolonga una tradición de décadas de exitosos modelos especiales de BMW M, que se inició en 1988 con el BMW M3 Evolution de la serie de fabricación E30, y se ensamblará en la planta original de BMW en Múnich.

523921-venta-exclusivo-bmw-m3-e30-sport-evolution.jpg

Los modelos CS de BMW M son modelos de edición especial más poderosos, con una potencia superior a la de los modelos M con Competition Package.

El lanzamiento del BMW M4 CS marcará la presentación de la nueva designación “CS”.
El nuevo BMW M4 CS se basa en el mismo chasis del BMW M4 Coupé con Competition Package M.

Esto significa que aprovecha la ligera construcción de aluminio, el escaso peso y la excelente rigidez, una suspensión delantera de doble articulación y amortiguador con resorte y un eje trasero de cinco brazos.

2018-BMW-M4-CS-PLACEMENT-626×383.jpg

La edición limitada del BMW M4 CS llegará a México a partir de noviembre, para llevar el placer de conducir a otro nivel.

La potencia del motor de 6 cilindros en línea de altas prestaciones de 2,979 cc se aumentó a 460 hp, lo que significa que tiene diez caballos de fuerza más que el motor del BMW M4 con Competition Package. Gracias a la tecnología M TwinPower Turbo, el BMW M4 CS rompe la marca de los cuatro segundos parando el cronómetro en 3.9 segundos al acelerar de 0 a 100 km/h.

El BMW M4 CS está equipado de serie con la transmisión de doble embrague M DKG de siete velocidades, con Drivelogic. Esta caja ultramoderna, provista de radiador separado, permite el cambio automático de las velocidades, aunque también pueden cambiarse manualmente con las levas que se encuentran en el volante. 7:38 minutos es lo que al BMW M4 CS le toma terminar una vuelta en el Nürburgring Nordschleife. Tan solo diez segundos más de lo que le toma al BMW M4 GTS.

bmw-m4-cs-09.jpg

La suspensión del nuevo BMW M4 CS corresponde casi totalmente a la del BMW M4 con Competition Package, y está equipado de serie con la suspensión M Adaptativa.

La geometría del chasis fue definida para optimizar las prestaciones, tanto en carretera como en la pista, y está equipado de serie con los frenos carbono-cerámicos de BMW M.

El conductor tiene la posibilidad de adaptar en cualquier momento el funcionamiento de la dirección y de la suspensión a sus preferencias personales o, respectivamente, a las exigencias que plantea el trayecto de conducción.