La petrolera estadounidense Exxon se convirtió en la primera empresa en importar combustibles con fines comerciales en México.

De acuerdo con Argus Media, la petrolera logró introducir a territorio mexicano vía ferrocarril, un cargamento de gasolina Premium y diésel el pasado 21 de noviembre. Los primeros 53 mil barriles tuvieron como destino el consorcio Grupo Orsan.

Posteriormente, el pasado 2 de diciembre llegó a la terminal privada que tienen en el Bajío mexicanoa el segundo cargamento de este tipo con 60 mil barriles de los mismos combustibles.

“El altamente sensitivo acuerdo entre ExxonMobil y Grupo Orsan, que tiene 140 gasolineras en México, estuvo en secreto por meses”, comentó la firma.

ExxonMobil abrirá este miércoles su primera estación de servicio en México, en Querétaro, de la mano del Grupo Orsan, que es un operador de gasolineras.

La empresa anunció en mayo que invertiría 300 MDD en México durante los próximos 10 años, principalmente en el sector de almacenamiento y logística de combustibles, a fin de impulsar el lanzamiento de su franquicia de gasolineras en el país.

Martin Proske, director de mercadotecnia de ExxonMobil, adelantó que ofrecen a los dueños de estaciones de servicio contratos de largo plazo, con la alternativa de contar con planes para mejorar su rentabilidad, así como un cambio de imagen para atraer a más clientes.