Poza Rica, Ver.- La delincuencia organizada sigue pegando duro a los transportistas de la zona conformada por los estados de Veracruz, Puebla, Tlaxcala y México, denunció el responsable de la Conatram en Poza Rica, Fernando Remes Garza.

Tras asistir a una reunión de seguridad, Remes Garza dijo que uno de los graves problemas que se presenta en las carreteras de la zona es que cuando se roban un tractocamión cargada de diésel o gasolina, lo meten en un corralón y tienen que avisarle a Pemex para que verifiquen si el combustible es de la empresa o de los huachicoleros o chupaductos.

“Estamos pasando una situación muy difícil porque a veces Pemex tarda hasta dos meses en verificar si es hidrocarburos de ellos” expresó el empresario, quien subrayó que es un problema que enfrentan todos los transportistas a nivel nacional.

Pero lo más grave son los asaltos en general informando que se registran 7 robos diarios en el Arco Norte, de transporte de carga nada más en esa zona y señaló que entre los estados de Veracruz, Puebla y el Estado de México, ya no se tiene un triángulo de las Bermudas, sino un triángulo rojo, terrible de robos y los transportistas aseguró, ya no saben qué hacer para cuidarse.

Si los camiones marchan en convoy, perjudican a la circulación y si la policía aplica operativos cada Estado tiene sus reglamentos y así es muy difícil poder contrarrestar los ataques que provoca la delincuencia organizada.

Remes Garza descartó que ante esta situación los transportistas en el país puedan realizar movimientos como son los paros a nivel nacional, porque reconoció que son ellos mismos los más afectados.

Manifestó que al gobierno no le mortifica que le bloqueen las vías de comunicación, y señaló que lo único que les queda es esperar que como delitos de orden federal donde las penas y sentencias sean más fuertes y drásticas para quienes se dedican a éste tipo de delitos.

Por otro lado tras la reunión de seguridad Fernando Remes Garza, informó que los coordinadores de la Policía Federal de los 4 Estados inmersos en el problema, acordaron que siendo el puerto de Veracruz el más importante y de donde salen las cargas hacia el mercado más grande que es la ciudad de México, realizar acciones coordinadas para tratar de frenar los asaltos y robos a transportistas.

Para ello también se le solicitó a los empresarios transportistas actualizar sus equipos de comunicación satelital, GPS, para evitar que sigan siendo atacados, pero manifestó que cuando se enfrentan a comando armando, lo anterior no sirve, porque simplemente llegan, bajan al conductor, lo amarran, se llevan el camión, la carga y el remolque, y a los dos días aparecen pero sin las cargas.

POLITICO EL CASO DE LAS GASOLINAS
Por otro lado el representante la Conatram dio a conocer que con la liberación en los pecios de las gasolinas y diésel, es otro “golpe” más para todos los transportistas, y aseguró que lo anterior tiene que ver con la cuestión política del próximo año.

“Creo que los mexicanos o somos religiosos o somos políticos, y hablar de los dos temas es delicado, pero sin duda que la liberación en los precios de las gasolinas tiene tintes políticos, porque de esa forma el actual gobierno se libera del alto costo que tendrán las mismas”, expresó el empresario.

Un día por la mañana el precio de la gasolina estará en 18 pesos y ese mismo día por la tarde, la encontrará en 20 pesos, lo que deja entrever el panorama que se avecina para todos los mexicanos.

Porque al repercutir en los transportistas el alto costo de la gasolina y diésel, subirán los fletes, y al subir los fletes se incrementarán todos los productos de la canasta básica.

Arremetió el empresario que esta será parte de la estrategia que el PRI está realizando con el único fin de imponer hasta las últimas consecuencias al próximo presidente de la república.

Noreste